Danza entre lo masculino y lo femenino 

En el post de hoy vamos a reflexionar sobre la danza entre lo masculino y lo femenino. ¡comenzamos!

Cuando hablamos de femenino y masculino, hablamos de cualidades, que están dentro y fuera de nosotras, no tienen que ver con el género, tienen que ver con la experiencia de lo que somos, una unidad que está en una danza de una polaridad que vamos a llamar masculina y femenina con unas cualidades propias de cada una.

Las cualidades de lo femenino representan el ser, lo masculino es el hacer. Lo femenino se relaciona con el agua la fluidez, la profundidad, la tierra los movimientos cíclicos el cambio. Lo masculino se relaciona con  el aire, el pensamiento, la lógica,  el fuego, la conciencia,  el orden,  la estructura.

Cuando éstas dos fuerzas están en equilibrio la vida es armónica, intensa, vital  hay cooperación, hay una alternancia donde una da paso a la otra según la necesidad, cuándo la balanza se inclina hacia uno de los lados el desequilibrio es inevitable .

Danza entre lo masculino y lo femenino, ¿Qué es?

El juego de las polaridades es un arte apasionante. Lo ponemos en practica cuando reconocemos las cualidades de lo masculino y femenino dentro de cada mujer y cada hombre y creamos con ellas , las desarrollamos, las combinamos, modulamos la intensidad , danzamos de una  a la otra. Es cuando hablamos de danza entre lo masculino y lo femenino.

Cuando no se ha desarrollado la polaridad contraria: los hombres la femenina y las mujeres la masculina, esa representación queda vacía en el interior, no tiene vitalidad propia con lo cual hay necesidad de proyectarla fuera… “Necesitamos”.

Comprender esto es saber que no es una batalla entre hombres y mujeres, es una comunicación interna entre lo masculino y lo femenino que está dentro y esta fuera, es una danza entre lo masculino y lo femenino. Es un desarrollo de sus cualidades, fluir de una a la otra utilizar sus atributos  y ofrecerlos.

La combinación de las cualidades femeninas y masculinas es lo que va a hacer que la  danza entre lo masculino y femenino, en nosotras mismas en nuestras relaciones, en lo social, la sexualidad… sea armoniosa, rica, vital, apasionada y sin duda los cimientos para adquirir autoridad emocional .

Como mujeres nuestro soporte energético es femenino y las cualidades masculinas están apoyando y sirviendo a nuestra femineidad. Cuánto más desarrolla una mujer(en su soporte energético femenino) su masculino al servicio de lo femenino, más segura se siente para explorar su feminidad, para vivir a corazón abierto espatarrada a la vida.

Pudiera ser que las mujeres en este viaje intenso de búsqueda de nosotras mismas,  de hacernos un lugar digno en la cultura , la sociedad …hemos dejado a lo femenino aparcado, olvidado, desarrollando sobre todo las cualidades masculinas tan importantes y necesarias para nuestro aventura. El siguiente paso: ponerlas al servicio  de nuestra femineidad de nuestro Mujerío es una excelente obra de arte a realizar.

Saber más

Translate »