La vida balinesa, remanso de paz en bali 

Sumergida en la vida Balinesa vivo en una gran abundancia con la mayor simplicidad

Deslizándome en un tiempo lento no hay prisa ni premura

Vivo al aire visitada por los animales que acompañan los ritmos del día. Los pájaros siempre ofreciendo su canto.

Es su trino que marca el amanecer con gran alegría o la hora del atardecer, momento de agradecimiento

Y ya en la noche mis amigas las ranas me cuentan historias

Largas conversaciones que brotan de un océano propio y profundo, largos silencios me llevan adentro y hacen que me sienta atrapada por la vida Balinesa. 

Nutrida por la generosa naturaleza, me alimenta de colores, formas, sabores, papayas, mangos, la fruta del dragon con un rosa intenso que me da un tono rosado a los labios y esa flor que siempre cae a tiempo para adornarme

La belleza de las ofrendas, la delicadeza de los gestos, la pureza de la intención, el inmenso agradecimiento a la vida.

Cada pequeño objeto cobra sentido  es honrado y agradecido 

A cada lugar que llego soy florecida

Me inspira y fascina la vida con lo suficiente sin excesos superfluos, ligero el equipaje,

Algo hermoso a integrar es la vida en comunidad y debemos de aprenderlo de la vida Balinesa en nuestro mundo occidental. 

El bien común el sumarnos unos a otros, facilitarnos la vida, darnos apoyo, inspirarnos, potenciarnos, cuidar al vecino. Abrir la posada del corazón

Hoy domingo en el pequeño pueblo mujeres y hombres en la calle barriendo, es el día de la limpieza.

Si nos viviéramos Tierra que distinto seria nuestro caminar por ella, si realizaramos que somos Ella, que sus recursos son nuestros socios de viaje sabríamos que ensuciarla es contaminar nuestro cuerpo, devastarla es aniquilarnos, explotarla  abusarnos

Hay tanta belleza disponible … y tiene tantas cosas que contarnos si se lo permitimos…

Desde Bali me despido enviándoos un gran abrazo a todas y todos los que me leéis espero que podáis gracias a mis textos empaparos del estilo de vida Balines.

Translate »