Lo femenino

Lo femenino es apertura a la vida, y a esa comunicación con la vida lo llamamos amor, cuidado atención tierna y cariñosa . Lo femenino es sentir y permitir en el cuerpo la fuerza de la vida y todos sus registros: fluida, cambiante, suave, intensa,  salvaje, radiante. Es una fuerza que nutre, vivifica, que nos conecta con los sentidos, con el gozo de la vida,  que fluye de una cosa a otra, que atrae, relaja, magnetiza, abre.  Es vida, es muerte, es regeneración.

Lo femenino , es una fuente de inspiración y sabiduría a la que necesitamos abrirnos, y  es en la contemplación y silencio profundo que la sentimos. Esto puede desconcertar a  las mujeres que han desarrollado mucho su lado masculino, siempre yendo a algún sitio, siempre  haciendo algo, siempre ocupadas…

La sabiduría femenina: está en relación con la tierra, la ley de los ciclos de la creación, el respeto a los tiempos, el florecimiento de esa pasión e intensidad de estar en contacto con lo  vital, permaneciendo en el cuerpo, encarnando a la mujer orgánica.

Cuando un hombre o una mujer no están en conexión con su energía femenina no contemplan la vida en la materia, irrumpen, penetran  en la vida sin respeto es como ponernos un pene de hierro y penetrar con dureza, con avidez, sin escucha.

¿Qué le aporta a un hombre desarrollar su polaridad femenina?:

Conocimiento intuitivo, vivenciar la entrega, sentimientos profundos, vivir la vida en profundidad, aceptar el misterio., apertura, fluidez, flexibilidad, relajación

Le da el regalo de poner sus cualidades masculinas al servicio de la vida, de realizar sus acciones con corazón, tener en cuenta, incluir.

La polaridad femenina le da alegría al alma, capacidad de juego, de vitalidad, de disfrutar, erotismo, descansar del mental ,cultivar partes sensibles de él.

El desarrollo de las cualidades femeninas internas le da la comprensión de la libertad y del compromiso y de la entrega en una relación sin perder su libertad, sin necesidad de “salir corriendo por patas ”.

Cuándo hombres y mujeres desarrollamos la polaridad interna, nuestro cuerpo emocional deja de depender de la otra persona. Reconocer esta polaridad y crear con ella, da un cambio fundamental a las relaciones con nosotras-os y con los otros. Pasamos de la carencia a la ofrenda.

Los hombres, su soporte energético masculino( lo resienten en la glotis y en los genitales) y las cualidades femeninas a su servicio, completándolos.  Las mujeres, su soporte energético femenino(lo resentimos en los pechos, los pezones y  en los genitales internos y externos) las cualidades masculinas a nuestro servicio ,completándonos.

Si observamos nuestra sociedad, la cultura el mundo empresarial, las relaciones …. Podemos sentir que los sistemas, el poder( la capacidad de acción de crear) necesitan ese equilibrio de las polaridades , se han desarrollado sistemas de valores con predominancia de cualidades masculinas y esto crea desequilibrio. Falta el equilibrio de lo femenino que nos pone en el cuidado de la vida.

Necesitamos hacernos la sabia y mágica pregunta ¿a quien sirvo?  Si no servimos a la vida ,  ¿a quien? o¿ a que sirven mis acciones?.

Articulo relacionado 

SEXUALIDAD Y EROTISMO FEMENINO

Translate »